¿La ecología es importante para ti? Mira cómo el pasto artificial es más ecológico que el natural

El césped natural parece inofensivo y respetuoso con el medio ambiente, al menos, esto es algo que se asume porque es un elemento propio de la naturaleza. ¿Qué pensarías si te contamos que el pasto artificial puede ser mejor para el planeta? Y adicionalmente, ¡es más atractivo!

El césped natural requiere de cuidados que el pasto artificial no

El pasto real necesita de muchos cuidados constantes y exhaustivos para mantenerlo en plena forma. Tendrás que cortarlo con más frecuencia en las temporadas de lluvia porque tiene mayor crecimiento, también deberás regarlo más en verano para que se mantenga fresco, tendrás que integrar un sistema de riego por aspersión, rastrillarlo semanalmente, y quizás, eso sea lo mínimo. Puede que por el tipo de clima de la zona en la que vives, el césped natural te demande más cuidados especiales.

Sin embargo, el pasto artificial te permite ahorrar en consumo de agua para el jardín y economizar al no tener que adquirir podadora, sistema de riego, rastrillos especiales o diversos modelos de tijeras. Con un cepillo de cerdas grandes de plástico, será suficiente para mantener tu césped sintético con el mejor aspecto.

El pasto artificial no necesita químicos

El césped natural requiere de fertilizantes y pesticidas que le ayuden a alejar a los insectos y plagas no deseadas. Los productos químicos que se utilizan tienen componentes dañinos para el medio ambiente, porque además de matar a los insectos y las malas hierbas, los fertilizantes, insecticidas, pesticidas y demás productos químicos, contaminan el suelo natural, el agua y demás vegetaciones que habiten en esta área.

Puede ser especialmente contraproducente si tienes mascotas o si hay aves o mariposas que se acercan a tu jardín, ya que puede crear un ambiente tóxico para ellos.

En cambio, el pasto artificial no necesita fertilizantes ni pesticidas. En particular, los productos de Sugarden cuentan con certificaciones de calidad que nos permiten afirmar que nuestra materia prima es antimicrobiana, por tanto, bastará con un poco de agua y jabón para evitar que habiten bacterias, pero el césped sintético jamás atraerá a insectos ni plagas.

pasto artificial
El pasto artificial es amigable con el medio ambiente, ya que su mantenimiento no requiere de componentes químicos.

El pasto artificial te permite reducir la contaminación

El césped natural necesita de una podadora o cortadora con frecuencia. Cada vez que se enciende uno de estos artefactos, se producen muchos gases de efecto invernadero que flotan hacia la capa de ozono, dañando la atmósfera. Quizás no parece tan significativo, pero lo es muchísimo especialmente si consideras que esta es una actividad que estarías realizando muchas veces en el año, en cambio, con el pasto artificial no tendrás que realizarla ni una sola vez durante toda su instalación.

El césped sintético no produce este tipo de problemas de contaminación al medio ambiente. Y posteriormente, el plástico con el que son elaborados puede ser reciclado para futuras acciones.

¡Contáctanos hoy y haz ese cambio en los espacios de tu casa y en la huella de carbono! En Sugarden estamos dispuestos a ayudarte con nuestros productos.

Atención al cliente sugarden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?